La bodega de Ricardo Santos abre al turismo

0
321

Desde fines del año pasado, la bodega ubicada en Rusell, Maipú, abrió formalmente las puertas al turismo. Una experiencia que invita a un encuentro íntimo alrededor de una copa de vino.

Visitar la bodega Ricardo Santos no es una parada más por los Caminos del Vino. Su nombre es una marca registrada del vino argentino. Ricardo nos dejó en el 2018, pero su legado está más vivo que nunca, de la mano de Patricio y Pedro, dos de sus hijos que decidieron continuar la tradición vitivinícola que inició su abuelo en la década del 50 cuando adquirió Bodega Norton.

Inicialmente el ingreso a la vitivinicultura por parte del abuelo Santos fue como inversión, pero fue Ricardo, arquitecto de profesión, quien luego de vivir y estudiar en Estados Unidos, decidió volver al país y radicarse en Perdriel, Luján de Cuyo, para apostar por esta industria.

Allí vivieron los Santos en la casona de Perdriel, mientras Ricardo llevaba adelante la bodega, quien algunos años más tarde lo llevó a ganarse el apodo de “padre del Malbec”. Literalmente fue Ricardo Santos uno de los principales precursores de la cepa emblema argentina y quien la llevó a los mercados internacionales a principios de los años 70.

Y como las leyendas abundan en la bodega que hoy funciona en Maipú, son justamente sus hijos, Patricio y Pedro, los encargados de atender personalmente a los visitantes que llegan a la bodega.

La historia de Norton en manos de la familia Santos terminó en 1989 cuando se vendió a los actuales dueños. Sin embargo, nunca dejaron de vinificar y en 2005 construyeron la actual bodega, en la finca donde tenían algunas hectáreas de viñedos.

De visita por Ricardo Santos

A solo 20 minutos de la Ciudad de Mendoza, por la Ruta 60, se llega a Ricardo Santos, donde siempre hay alguien para recibir a quien quiera visitarlos y degustar algunos vinos, pero sobre todo, aquellos que quieran adentrarse en cientos de historias del vino argentino y compartir con Patricio y Pedro, junto a una copa de vino, mientras se disfruta no solo el Malbec o el Semillón, otro de los emblemas de la bodega, sino todo el portfolio de etiquetas que están a disposición del turismo.

“Siempre hemos tenido turismo, pero esta vez lo estamos haciendo de manera profesional. La idea es mostrar la bodega, hacer una degustación de algunos de nuestros vinos, probar nuestro aceite de oliva y también la posibilidad de disfrutar alguna picada o un almuerzo para quien lo requiera y compartir con nosotros un rato y hablar de vinos y de lo que la gente quiera”, afirma Patricio Santos, el mayor de los hermanos.

Hablar de bueyes perdidos alrededor de una copa de vino, también es una posibilidad en Ricardo Santos, básicamente un valor agregado. “Esta es nuestra casa, acá estamos todo el día, así que siempre nos van a encontrar y siempre vamos a estar para recibirlos, degustar y charlar sobre vinos”, remarca Patricio.

La bodega cuenta con dos líneas de vinos, una línea estrella, como dicen los propios hermanos, y es la que lleva el nombre de su padre, Ricardo Santos“Son vinos más complejos, con buena estructura, donde si bien se destaca el Malbec, también tenemos otras variedades que gustan mucho a la gente. Y después tenemos otra línea que se llama Tercos, vinos más jóvenes y frescos, con la cual hay otras opciones para probar”, describen.

La línea Ricardo Santos cuenta con Ricardo Santos Malbec, Semillón, Bonarda, Cabernet Sauvignon y el Gran Malbec. Por su parte, la línea Tercos, cuenta con Malbec, Bonarda, Cabernet Sauvignon, Sangiovese y Torrontés.

“Estamos muy bien ubicados, cerca de Mendoza, de otras zonas como Chacras de Coria y con muchas alternativas en la zona. Una visita no se termina con nosotros, hay también muchas olivícolas y bodegas muy recomendables, como para armar un recorrido asegurarse un buen día”, remarca Patricio.

La bodega tiene una capacidad de 700 mil litros y está rodeada de viejos viñedos y desde la terraza se puede observar una espectacular vista a la Cordillera de Los Andes, donde asoma El Plata y el Volcán Tupungato.

La nave principal de la bodega donde se elaboran los vinos de alta gama, cuenta con tanques de acero inoxidable y piletas de hormigón. Posee dos salas acondicionadas para albergar 300 barricas y se destaca por un diseño funcional con tecnología de última generación.

Desde fines del 2023, Ricardo Santos se suma a la diversa oferta del Enoturismo de Mendoza, pero sin duda, una apertura que enriquece los Caminos del Vino, porque es en esta bodega, donde los amantes del vino argentino pueden encontrarse con un viaje íntimo a cientos de historias del vino argentino, a través del legado de quien fuera bautizado como “el padre del Malbec”, don Ricardo Santos.

Más info y reservas:

Contacto: +54 9 261 3043131

Mail: [email protected]

Dirección: Maza y Manuel A. Saez. Rusell. Maipú. Mendoza.

Instagram: @bodegaricardosantos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí