Nieto Senetiner lanza al mercado su primer vino orgánico

137

Se trata de Don Nicanor Malbec Orgánico 2020.

Con la promesa de calidad reflejada en todo su portafolio, Nieto Senetiner presenta Don Nicanor Malbec Orgánico 2020, el primer vino de la Bodega certificado como orgánico y el resultado de un gran trabajo que afianza el espíritu de estar siempre en movimiento.

Santiago Mayorga, enólogo de la bodega, expresa: “En Nieto Senetiner estamos comprometidos en elaborar vinos de calidad que expresen al varietal y su origen. Además, somos muy respetuosos de nuestro ecosistema y productos. Don Nicanor Malbec Orgánico 2020 se suma a nuestra línea para ofrecer un producto certificado Orgánico y poder seguir ofreciendo diversidad de opciones y acompañar a esta tendencia”.

“Nos aventuramos en la cosecha 2020 a trabajar con dos productores que ya tuvieran su uva certificada como orgánica (uno de Los Chacayes y otro de Agrelo) de modo que todos los agroquímicos y fertilizantes tradicionales se reemplazaron por otros autorizados para producción orgánica. A partir de esta experiencia, decidimos apostar a la elaboración de un vino para nuestros consumidores que, así como Nieto Senetiner, también evolucionan y eligen este tipo de propuestas” cuenta Jimena Castañedaingeniera agrónoma de la bodega.

El proceso hasta lograr la certificación de Don Nicanor Malbec Orgánico 2020 conllevó un seguimiento muy minucioso en bodega y una auditoría por parte de EcoCert en el momento de recepción de la uva, mostrando al equipo certificador el tanque y los insumos a utilizar. Además, se mantuvo el vino separado hasta su fraccionamiento y almacenamiento. Tuvimos el cuidado necesario para asegurar la calidad, trazabilidad y pureza de este vino.

Es un 100% Malbec, cosechado manualmente y añejado en barricas de roble francés de diferentes usos durante 12 meses. 

Nos encontraremos con un vino de color rojo profundo.

Aromáticamente, predomina la zona de Los Chacayes con una hierba fresca y especias. Luego aparece la fruta de Agrelo. En boca es un vino de entrada dulce, taninos redondos, cuerpo medio y largo final, con una elegante frescura. Es un vino intenso, vibrante, largo y con muy buena estructura.

Siempre en movimiento, presentamos un nuevo vino que refleja la trayectoria y la calidad que caracterizan a Nieto Senetiner, que evoluciona junto al consumidor.