Ya podés disfrutar en Argentina del vino preferido de Jimi Hendrix y la Reina Isabel II

141

Finca Flichman  continúa expandiendo su propuesta en el segmento de alta gama con vinos importados, entre los que incluye de Portugal un rosado versátil y nuevos portos, tintos de España y un blanco dulce de Nueva Zelanda donde Sogrape posee bodegas y viñedos.

“La propia reina Isabel II solía pedirlo como acompañamiento de sus cenas en el hotel Savoy y el cantante y guitarrista Jimi Hendrix no dudó en posar con su botella Mateus Rosé en su piso de Mayfair junto a su novia Kathy Etchingham”,  cuenta la leyenda de este rosé portugués presente en más de 130 paises y con ventas que superan el billón de botellas de manera ininterrumpida y hoy FINCA FLICHMAN lo lanza al mercado argentino sumándolo a su portafolio.

Todo comenzó en el año 1942 cuando Fernando van Zeller Guedes –fundador de Sogrape– lanzó un vino revolucionario: rosado, fresco, joven, seductor, con un aroma fino e intenso y de final suave y ligeramente espumoso. Su sabor único venía precedido de una botella –recientemente rejuvenecida– inspirada en las petacas que usaban los soldados en la I Guerra Mundial con una etiqueta noble y de aspecto totalmente diferente al que se venía estilando en la época. Rápidamente esta combinación sin precedentes hicieron del Mateus Rosé un éxito a nivel mundial además de un icono del diseño.

Mateus Rosé es de los vinos más versátiles ya que se adapta a todo tipo de sabores y culturas y es ideal para acompañar cualquier momento del día: desde el aperitivo de mañana o de tarde hasta platos ligeros –pescado y marisco, carne blanca, platos a la parrilla, ensaladas, pasando por la cocina asiática o italiana.

“Queremos complementar nuestro portafolio proporcionando al consumidor local una amplia paleta de propuestas que representen las regiones más famosas del mundo”, dice Diego Levy, CEO de FINCA FLICHMAN.

Entre los vinos de Portugal se suman nuevos Portos Sandeman, esta vez, Vintage 2018 un vino de cultopara maridar quesos de diversos orígenes y postres de todo tipo y Sandeman Fine White recomendable para preparar tragos, como el famoso Portonic.

El portfolio de vinos importados además incluye un Riesling un vino super dulce y concentrado -220g de azúcar por litro-  con 100% botrytis en primera fase de deshidratación de bodega Framingham elegida la mejor bodega de Nueva Zelanda en 2018 y 2019 emplazada en la región de Marlborough, famosa internacionalmente por sus vinos Sauvignon Blanc. Lo curioso del Riesling es que al ser una excentricidad y perderse jugo por la deshidratación, los rendimientos son muy bajos y la presentación es en botella de 375ml.

Dentro de la propuesta de los vinos españoles FINCA FLICHMAN incorporó en la oferta de tintos, LAN Culmen y LAN A Mano de Bodegas LAN ubicada en una de las zonas vitivinícolas más reconocidas de España, DOCa Rioja.

“El público conocedor argentino evoluciona permanenteme hacia los segmentos más altos de vinos buscando conocer productos de otras regiones vitivinícolas”, agrega Diego Levy. En este sentido, nuestro objetivo es acercar toda la variedad que el Grupo Sogrape elabora alrededor del mundo proporcionandoles la experiencia de recorrer las regiones más prestigiosas abriendo solo una de estas botellas”, destaca el líder de FINCA FLICHMAN.” Son vinos que son referentes de sus zonas de origen por su alta calidad”’,  finaliza.

Las nuevas propuestas de vinos importados de la bodega están disponibles en los principales restaurantes y su tienda de vinos on line https://tienda.flichman.com.ar/collections/importados

Finca Flichman es una bodega líder de Argentina con una sólida trayectoria en el mercado local como en el internacional que están cumpliendo sus primeros 111 años de vida.  Actualmente la bodega exporta sus productos a más de 60 países bajo las marcas Finca Flichman Misterio, Caballero de la Cepa y Dedicado. Sus ventas al exterior representan el 70% del volumen.

Desde 1998 forma parte del grupo vitivinícola portugués Sogrape, distinguido como “Mejor productor mundial de vinos” por la Asociación de Escritores y Periodistas de Vinos y Licores (WAWWJ) durante los últimos dos años.