Silvio Alberto: «Nuestro concepto va más allá del terroir, es la búsqueda de la calidad»

127

El  Chief Winemaker de Bianchi dialogó con El Malbec en la bodega que la empresa vitivinícola sanrafaelina posee en el Valle de Uco. Vinos, terroir, pandemia y hasta Messi fueron algunos de los temas que dejó la charla.

¿Tras un 2020 muy especial, cómo fue este primer semestre de 2021 para Bianchi?

Venimos de un año, como lo fue el primero de la pandemia, que empezamos realmente con un pensamiento bastante negativo, porque creíamos que iba a ser desastroso. De repente fue algo increíble, porque por abril o mayo de 2020 las ventas explotaron y nos puso muy felices, sobre todo porque de pensar en la posibilidad de suspender gente por la caída de la actividad, durante el 2020 y parte de este año, pasamos a funcionar las 24 horas para poder satisfacer la demanda.
Sin embargo, advertimos que empezaron a aparecer nubarrones allá por diciembre y enero de este año. Datos que nos daban la pauta de que esta super actividad iba a traer consecuencias un tanto negativas, como la fuerte caía de los stocks o el incremento excesivo del precio de la uva que seguramente no íbamos a poder transferir a nuestros consumidores, por la situación económica que atraviesa el país.

Entonces, la paradoja es que se encontraron con un panorama complicado después de un año histórico para la venta de vinos.

Si, porque la cosecha 2021 llegó con una calidad espectacular, pero con precios que en algunos casos con aumentos en la uva del doble o el 70%. Pero no solamente fue eso, sino que esto vino acompañado con los aumentos de los insumos, de las botellas, de las cajas. Esto de alguna manera te hace perder rentabilidad y que los márgenes se achiquen, porque es imposible transferir directamente el aumento de costos al vino que llega al consumidor.
Con esto no quiero decir que el productor de uva no merezca un aumento, porque venían de dos o tres años de un estancamiento en el precio, pero creo que se produjo de una manera tan drástica que va a impactar en el consumidor.El consumo de vino va a disminuir seguramente, porque el poder adquisitivo de la gente es menor.

¿En cuanto a volúmenes de consumo volveremos a los números de 2019?

Creo que podemos llegar a esos valores e incluso superar lo que fue el consumo en 2019. Pero sin dudas no va a llegar a ser lo que fue en el 2020, porque en ese año la gente estaba en sus casas, no tenía mucho en qué gastar, entonces consumía más vino. En 2021, más allá que ahora está todos más abierto y la gente puede salir, los salarios no acompañan y va a empezar a tensionarse el mercado del vino, sin dudas.

También parte de este éxito de ventas se debío a que la bodega ya tenía una planificación en cuanto a e-commerce.

Fuimos la primera empresa que empezó a trabajar y a planificar la venta online, incluso antes de que viniera esta pandemia. No lo empezamos a generar o a desarrollar ante esta situación, sino que veníamos trabajando en este tema y lo terminamos de aceitar rápidamente ni bien arrancó la pandemia. Nos permitió llegar a nuestros consumidores y crecer exponencialmente en cuanto a las ventas. Recibía permanentemente comentarios de consumidores o de amigos que me decían que llegaban productos nuestros a su edificio a su barrio. Nos permitió abrir un canal que va a ser el futuro de la venta del vino y se desarrollo muy bien.

También en la bodega hay cambios internos, como la llegada de un nuevo Gerente de Comercio Exterior.

Si, hoy tenemos la incorporación de un nuevo Gerente, Guillermo Brandariz Solari, con toda la vista puesta y seguir creciendo en el área de Comercio Exterior, pero sin descuidar y siempre teniendo la vista puesta en el mercado interno. La idea es seguir creciendo en el tiempo y las ventas en el mercado externo que es parte de la política de fidelización de marca y por ende ayuda a la parte financiera y económica de la empresa.

La bodega no deja de lado sus orígenes y eso se refleja en sus vinos. Hoy siguen con un un vino tope de portfolio como es el Enzo Bianchi Gran Corte, proveniente de San Rafael.

Continuamos con ese gran vino que su primera cosecha fue en 1994, lo que da la pauta que seguimos apostando a los orígenes. Al incorporar esta nueva bodega y viñedos en el Valle de Uco, no significa que Bianchi va a abandonar sus orígenes, por el contrario es el mensaje de una empresa que tiene en su conciencia la innocavión y la búsqueda de nuevos vinos. Es darle al consumidor la posibilidad para poder comparar distintas zonas vitivinícolas, dentro de los productos que ofrecemos.
Nuestro concepto va más allá del terroir, es la búsqueda de la calidad. Todos los dias estamos buscando en qué crecer en cada uno de los valles.
Por eso el Enzo Bianchi Gran Corte será 100% de San Rafael y el Enzo Bianchi Gran Malbec es un vino que nació en Valle de Uco, mostrando un nuevo terroir y como también lo son el Cuarta Generación o el Cabernet Franc de la línea Particular.

Acaban de lanzar Familia Corte Único, un vino que sólo se consigue a través de la venta online.

Es un corte especial que identifica la cosecha y la precendencia, y que está solo se consigue a través de la venta por e-commerce. Es un vino de pocos litros y que sería imposible comercializarlo por otro canal, y refleja en esa línea lo que nos pareció, a nosotros los enólogos, lo mejor de esas botellas.

¿Seguirán haciendo el vino de Messi?

Veremos (risas). Si Messi quiere.

¿Qué ha significado para Bianchi esta presencia en el Valle de Uco y qué vinos deben esperar los consumidores, para los próximos años, de esta zona?

Podemos hacer un balance muy positivo de estos años en el Valle de Uco. Estamos acá desde 2016 y no fue fácil empezar a trabajar en un nuevo terroir y buscar una identidad en un lugar donde estás rodeado de grande proyectos. Le ha dado a Bianchi una renovación y la posibilidad de seguir creciendo. Con respecto a los vinos, estamos siempre buscando nuevas «perlitas» que van a ayudar a entender esta nueva casa como es Enzo Bianchi Valle de Uco.

Por Esteban Perez Dacuña.