Roberto de la Mota: “Este vino lo hice pensando en mi papá y para que lo disfruten mis nietos”

136

La bodega mendocina Mendel Wines, de la mano del reconocido enólogo Roberto de la Mota, lanzó su nuevo vino ícono bajo la Denominación de Origen Controlada (DOC) Luján de Cuyo. El Malbec estuvo en la presentación y conversó con el reconocido winemaker.

Por Esteban Perez Dacuña

Mendel Malbec DOC Luján de Cuyo rinde tributo a uno de los terruños más importantes, tradicionales y singulares de la viticultura argentina.

Roberto de la Mota revela el proceso de elaboración y lo que significa Luján de Cuyo para él, en esta charla que mantuvo con El Malbec.

¿Cómo está elaborado este Malbec DOC Luján de Cuyo que están lanzando al mercado?

Está elaborado de una manera muy simple y sencilla. Colocando las uvas descobajadas en un tanque de 5.000 litros, con pisoneo manual, maceración de unas  cuatro semanas y luego de esa maceración una crianza en barrica de 600 litros durante 18 meses; y después de eso el embotellado. Muy simple y respetando mucho la fruta.

¿El lanzamiento de este Malbec es de alguna manera una forma de reafirmar tu compromiso con la DOC de Luján de Cuyo?

El primer objetivo del lanzamiento de este malbec tiene que ver la elaboración de un vino que represente las características de las uvas de un departamento, en este caso Luján de Cuyo. Tenemos viñedos que son únicos, singulares y especiales. No quiero dejar de hablar de algo que fue fundamental para mi. Mi papá (Raúl de la Mota) hizo algunos malbec que fueron súper importantes para mi. El malbec Estrella de Weinert de 1977 fue un vino que abrió muchas puertas. Y yo cuando me decidí a hacer este vino me puse el objetivo de que sea un vino que puedan disfrutar mis nietos, como mis hijos disfrutaron o disfrutan los vinos que hizo mi papá, como ese de 1977.

¿Y este vino tiene algo de aquel vino Estrella de Weinert de 1977?

Tiene el mismo origen, la misma variedad y espero que tenga el mismo resultado y vida. En realidad lo que creo es que Luján de Cuyo tiene el aval de haber hecho famoso al malbec en el mundo en la década del 90 y principio del siglo 21. Todo ese éxito se lo debemos agradecer al malbec de Luján de Cuyo. Creo que nosotros como productores de Luján nos vemos obligados a poner en valor esos viñedos que son parte de un patrimonio único e inigualable y que no existe en el mundo.

Y se lo dedicás a tu papá, también.

Si, porque el fue un gran defensor de la variedad y uno de los que puso el malbec en valor en su momento. Fue alquien que trabajó muchísimo por la denominación en origen.

¿A qué te referís cuándo decís que es único e inigualable?

Es un material genético que llegó a la Argentina a mediados del siglo IXX y que se fue multiplicando en ese siglo y en el XX. Se adaptó a un lugar de forma inigualable como lo hizo en Luján. En el caso particular de Mendel tenemos un malbec que fue plantado en 1928 y que es el malbec que está en la botella que estamos presentando hoy.Se sabe que cuando hablamos de un viñedo platado en 1928 hay un gran porcentaje de la planta que es original y otro no tanto, porque fueron viñedos que fueron plantado sin pie americano y que padecieron la era de la mecanización de los años 40,50, 60 con la introducción del tractor. Muchas plantas sufrieron y se rompieron con la mecanización de aquella época. Algunas se recuperaron con los mugrones y la edad promedio está muy cerca de los 80 años. Hoy en el mundo no es muy común encontrar viñedos que tengan esa edad. Y además no solamente la edad sino que siguen manteniendo una productividad respetable, que en el caso nuestro es de 1.2 kg por planta que más o menos nos da 5.500 kg por hectárea.

¿Y cómo es ese fruto?

Es una uva que tiene buena concentración, complejidad aromática, estructura y características que son de la variedad como es el típico cereza negra, ciruela. Ofrece vinos con notas frescas, pero que dan taninos redondos, suaves y dulces propios de los malbec de esta zona.

¿Qué tiene que tener un malbec de Luján de Cuyo?

Un malbec de Luján tiene que tener un muy buen color, propio de esta variedad.  Además de eso y sus reflejos violetas, tiene que tener buena intensidad aromática, mucha fruta tipica del malbec como la cereza negra y la ciruela y en mi caso me gusta que tenga notas florales de violeta que son tan tipicas de la variedad, eso a nivel aromático. Pero despues en la boca tiene una característica que los diferencia con los malbec de otras zonas y es justamente que tenga buena estructura, buena cantidad de taninos, pero que también posea una buena suntosidad. Son vinos carnosos, que llenan completamente la boca pero con taninos suaves, dulces, amables. Cuando lográs reunir todo eso con una buena acidez tenés asegurado un buen malbec.

¿Qué impronta se busca dar con la DOC Luján de Cuyo y por que es el momento para visibilidad?

Poner en valor la zona es muy importante para nosotros. En cuanto al momento no lo pensamos tan en detenimiento. Nos pusimos de acuerdo varios colegas para empezar a trabajar en conjunto y coincidimos que era este el momento para hacerlo. No tiene una analisis más preciso, solo el objetivo de hacerlo hoy porque ya puede ser tarde, pero mañana puede serlo más.

¿El consumidor argentino está más maduro para valorar una DOC?

Creo que si. Hay una gran cantidad de consumidores que tienen un buen conocimiento y otros avidez por descubrir nuevos conceptos, entre esto lo que significa una denominación en origen. Nuestra misión como productores es la de instruir y formar a nuestros colegas y consumidores entregándoles información  y poniendo el valor el viñedo.

La protección de los viñedos de la zona es lo que persiguen como una de las claves de la DOC.

Es uno de los fundamentos de este trabajo y también proteger a aquellos productores que están solos y que necesitan preservar sus viñedos. Hay muchos viñedos pequeños y queremos que estos sean reconocidos dentro de la DOC y que haya bodegas que les puedan comprar las uvas. Luján tienen 15.600 hectáreas de viña y unas 8.800 son de malbec.

¿La urbanización es uno de los grandes enemigos de estos viñedos?

Absolutamente y es nuestra misión es tratar de proteger esos viñedos, porque vemos como van creciendo los barrios y hay viñedos que se van erradicando. Nos mueve hacer esto para preservar lo que existe. Como ya dije antes, creemos esos viñedos hay que protegerlos y preservarlos porque es dificil encontar ese patrimonio en otra parte del mundo.