Navarro Correas abrió sus puertas y presentó a su enóloga Alejandra Riofrío

101

Sus líneas de vinos y espumantes son referentes del mercado argentino.

Navarro Correas está ubicada en el corazón de Agrelo, en Luján de Cuyo, y la idea es continuar posicionando este terruño referencial de la producción de vinos en el país.

La dirección enológica está a cargo de Alejandra Riofrío, quien tiene una importante trayectoria en la bodega y que le viene dando su impronta a cada uno de los vinos que produce Navarro Correas.

“Hemos ido trabajando los vinos para que se ajusten al paladar actual, con las técnicas modernas de vinificación y con el desarrollo de terruños que tenemos en estos días. Hoy la premisa que tenemos es continuar el legado de una gran marca argentina, pero no quedarnos en la historia. Seguir para adelante y poder captar nuevos consumidores, jóvenes con las transformaciones que estamos haciendo en los vinos”, comentó Alejandra Riofrío.

Sin lugar a dudas, uno de los productos estrella de Navarro Correas son los espumantes, que durante bastante tiempo se encontró como el más elegido del segmento por los consumidores.

“Nuestro Extra Brut fue número 1 en el mercado y queremos seguir en ese camino, potenciando las características particulares que tiene el espumante en Argentina, con esa estructura y a la vez frescura, que lo vuelve tan atractivo”, explicó la enóloga.

Navarro Correas exporta a 50 países de todo el mundo ubicado en 5 continentes, con fuerte presencia en Latinoamérica, sobre todo en Perú y con una gran expectativa puesta en el mercado inglés, y en Brasil.

“Estoy super contenta, fue un sueño cumplido cuando me ofrecieron estar al frente de esta gran marca. No solo por la trayectoria que tiene Navarro Correas, sino por todo el camino que tenemos para construir”, finalizó Alejandra.

La bodega informó que pronto lanzará al mercado Selección de la Enóloga, un hecho significativo para toda la industria que marca la injerencia que están teniendo las mujeres en el mundo del vino.