Los dueños de una bodega mendocina compraron parte de un Château de Brad Pitt

59

Angelina Jolie vendió al grupo Tenute del Mondo, propietario de Achaval Ferrer, su parte en el viñedo Château Miraval, donde se casó con Brad Pitt en 2014.

Se había convertido en un elemento más de disputa entre una pareja que vivió allí uno de los momentos más felices de su vida. El Château Miraval, ubicado al sur de Francia, era ahora mismo otro espinoso reproche en uno de los divorcios más polémicos de la historia reciente de Hollywood. Al parecer, Angelina Jolie y Brad Pitt no han logrado ponerse de acuerdo sobre el lugar donde celebraron su boda en 2014.

El Château Miraval cuenta con un histórico castillo y 400 hectáreas de terreno plantadas con vides, olivos y pinos ecológicos. Ambos compartían la propiedad al 50 %, pero Angelina ha decidido finalmente dejar las disputas para otros y hacer caja con su parte. Así que la ha vendido por una cantidad no revelada al grupo Tenute del Mondo.

Se trata de una multinacional que posee viñedos y bodegas en las regiones más prestigiosas del mundo. Tiene propiedades en Ornellaia, Masseto, Castel Giocondo y Luce Delle Vite, en el corazón de la Toscana (Italia). Pero también posee la bodega Arínzano en Navarra y la Bodega Achaval Ferrer en la Argentina. Angelina Jolie dejó las cuestiones sentimentales a un lado ya hace un par de meses. Por entonces intentó vender la propiedad, pero supuestamente su exmarido se negó en rotundo. Fue otro motivo más de enfrentamiento entre los abogados de la expareja.

Finalmente, Angelina Jolie se ha salido con la suya y por lo menos vende su parte de una propiedad cuyo valor total se estima que asciende a los 140 millones de euros. El viñedo en cuestión no es un terreno baldío. Los vinos rosados de Château Miraval se encuentran entre los más reconocidos de la Provenza francesa. Tenute del Mondo ha emitido un breve comunicado en el que confirma la operación, al tiempo que resalta que «el 50 % restante quedará en manos de Brad Pitt, y los vinos continuarán elaborándose en colaboración con la familia Perrin, uno de los principales productores de vino del Ródano».